martes, 14 de noviembre de 2017

Técnicas de dibujo: carboncillo.

Buenos días a tod@s!!

En el post de esta semana sobre técnicas de dibujo vamos a hablar del carboncillo.

Dibujo a carboncillo realizado por un alumno de primaria.
El carboncillo consiste en un palo de madera (generalmente de brezo, sauce, olivo, abedul…) carbonizado. El tono siempre es el mismo, no presenta diferentes durezas como ocurría con los lápices, pero si presenta diferentes grosores, que pueden usarse para diferentes funciones.

Tradicionalmente se empleaba para realizar los bocetos, aunque actualmente también se emplea para realizar obras completas, y puede combinarse con otros materiales, como lápices, sanguina, conté…

Es sin duda la técnica estrella con la que los artistas se han formado por su facilidad de rectificación, su versatilidad y su gran capacidad expresiva, especialmente en los problemas relativos a la luz, lo que lo convierten en un medio ideal para el apunte rápido, el estudio, y la preparación de obras de arte.

Además de las barras propiamente dichas, en el mercado también encontramos el lápiz carbón, que está compuesto de una mina de carbón con alguna sustancia aglutinante que le da consistencia y permite el afilado y un recubrimiento de madera. Se trata de un lápiz graso y blando que permite dibujar un tono negro muy intenso. Permite hacer líneas muy finas y precisas y presenta diferentes durezas, como ocurría con los lápices, cuanto mayor es el número, más oscuro será el tono. Suele combinarse con el carboncillo para obtener negros más intensos.

A la hora de usar el carboncillo deben tenerse en cuenta una serie de factores que van a influir mucho en el resultado final de la obra:

-El carboncillo es difícil de borrar y suelen quedar marcas en el papel, por lo que las zonas blancas del dibujo deben ser el blanco del papel. También puede combinarse con tiza o pastel blanco.

-Se debe tener mucho cuidado de no engrasar el papel, ni con los dedos ni con las gomas comunes, pues genera marcas imposibles de eliminar, que incluso no permiten ser tapadas con manchas de negro.

-Las gomas modelables, especiales para carboncillo, se usan para iluminar y perfilar, no para borrar, ya que dejan marcas. 

-Para sacar las luces del dibujo podemos utilizar el dedo, un trapo, el difumino, si está limpio, o una goma modelable.

-Para crear sombras muchas veces podemos usar el propio difumino manchado de carboncillo, a la manera de un lápiz blando.

-El carboncillo es inestable, es un polvo que se va introduciendo en la fibra del papel, no es como los lápices de grafito que llevas aceites que lo fijan al papel, por lo que debe tenerse cuidado al trabajarlo.

-El dibujo se va fijando por fases, para que no se desprenda el carbón ya aplicado y poder oscurecer más algunas zonas del papel. También debe fijarse al acabar.

-A veces los carboncillos tienen nudos que son más duros y pueden rayar el papel. Se debe vigilar que el carboncillo no los tenga y lijarlos cuando sean detectados.

Como siempre, para cualquier duda o aclaración, no dudéis en contactar con nosotras, os esperamos!!

pintapolada@gmail.com
Tel. 695 600 361


martes, 7 de noviembre de 2017

Técnicas de dibujo: los lápices de grafito

Buenos días a tod@s!!

Con el post de hoy, inauguramos una serie de entradas sobre diferentes técnicas de dibujo y pintura, que esperamos os sean de utilidad y os ayuden a acercaros a todas las posibilidades que existen para llevar a cabo vuestros proyectos creativos!!

Los lápices de grafito están compuestos de dos partes, la mina (grafito), que es la parte con la que dibujamos, y un material que la recubre, generalmente madera.

Aunque pueda parecer lo contrario, su resistencia es impresionante, aunque debe tenerse en cuenta que su calidad va a influir mucho en ésto y también en su uso, ya que los de peor calidad suelen romper la mina con mucha facilidad y cuesta mucho afilarla, por lo que casi no podemos sacarles punta. a nosotras nos gustan especialmente los de la marca Faber - Castell, que tienen muy buena relación calidad - precio, de hecho son los que usamos en las clases y también los que tenemos a la venta en nuestra tienda.

También existen barras de grafito, de distintos tamaños y formas con las mismas graduaciones que los lápices así como minas para usar con portaminas.

Como novedad, comentaros que también existe el lápiz de grafito acuarelable, que incluye una pequeña cantidad de goma arábiga que lo hace soluble al agua. Tiene la misma calidad que el grafito blando con la característica que se puede trabajar con pincel y agua. Nos encanta para trabajar bocetos rápidos y apuntes del natural y también  para conseguir efectos muy parecidos a los conseguidos con la tinta china.

Tipos de durezas de los lápices de grafito.

Retrato realizado con lápices de grafito.
Según su dureza los lápices pueden ser H o B. Existe una gama de diferentes grados de dureza, que suele ir del 9 o 10H, muy duro, al 8 o 9B, muy blando, pasando por la gama media de H, F, HB y B.

Lápices duros: La H viene del inglés (hard) que significa “duro”, estos son los lapiceros que dejan poca huella en el papel, ideal para líneas guías de acuarela, pintura y dibujo técnico, para sombreados muy sutiles, como del vidrio o la piel en un retrato.
Cuanto mayor es el número mayor es su dureza.

Lápices blandos: La B viene del inglés (Black) que significa “Negro”, estos son más blandos y consigues un negro más intenso, se usan para sombreados muy intensos y oscuros. Para conseguir los tonos más oscuros recomendamos los lápices blandos de la marca Carand´ache, que tenemos también tenemos disponibles, son un pelín más caros pero se consiguen unos negros muy intensos y cubrientes.



El lápiz HB es un término medio entre blando y duro, el ideal para realizar los dibujos antes del sombreado. Es el lápiz de toda la vida, el que usábamos en el cole.


Esperamos que os haya sido de utilidad, si tenéis cualquier duda o queréis informaros sobre material de bellas artes o cualquier otra técnica, no dudéis en contactar con nosotras o pasaros por la academia, os esperamos!!